viernes, 8 de abril de 2011

LAS PROFECIAS DE LA CUEVA DE HERCULES




La profecia de la cueva

Hay en Toledo algunas profecias antiguas que dicen que cuando la proxima vez se entre en la cueva de Hercules ,vendra el fin desastroso de la religion catolica ,y empezara en Toledo una ecatombe que se extendera por toda la tierra.

Durante toda la vida, siglos y siglos, se han venido concentrando en Toledo todo tipo de organizaciones ocultistas, sectas herméticas, esotéricas, satánicas, etc... Por ejemplo, la tradición esotérica y cultural habla de la ancestral fundación de la Escuela de Nigromantes de Toledo, nacida desde tiempos muy antiguos. Supuestamente, Hércules, según esta versión esotérica y ocultista, habría fundado en el subterráneo de Toledo una Escuela de Alta Magia, que con el paso del tiempo, habría ido cobrando fuerza y extendiéndose en la cultura toledana.


Pero, al margen de esta explicación de la tradición esotérica y ocultista, lo cierto es que en realidad, nadie sabía el por qué de esta extraña concentración de sectas secretas que tenía lugar en la ciudad milenaria de Toledo, al igual que también han tenido lugar en otras ciudades o enclaves especiales de la Tierra.


LA PROFECÍA DE LA CUEVA DE HÉRCULES POR QUÉ SE OCULTA LA CUEVA DE HÉRCULES


Hoy sabemos el motivo de todo este dispositivo de control ocultista que se fué fraguando y montandose en Toledo: Vigilar e Impedir a toda costa que se descubra y que se abra La Cueva de Hércules. El objetivo a evitar es de una prioridad absoluta para el mundo de las sombras.


La Torre de Hércules, y La Cueva de Hércules, fueron construídas en el año 1037 a.C. en tiempos del Rey hebreo Salomón. Todo este enclave sagrado se construyó en esa época para que diera a descubrir a la humanidad en los postreros días del fín del mundo.


Su cometido sería empezar a mostrar al mundo las verdades bíblicas y que se empiecen a aclarar y descifrar todos los misterios y asuntos oscuros que ha padecido la humanidad desde siempre.Si los gobiernos de la tierra y el Vaticano sacasen a la luz pública lo que saben y lo que guardan como " Secretos de estado " nadie podría contener la ira y el odio de las masas.


La Cueva de Hércules, y lo que hay dentro, será la catapulta, el detonante, la espoleta iniciadora, con la que se empiecen a arrancar todos los secretos que durante más de 6000 años han estado guardados para este tiempo presente.


El fín del mundo no es la desaparición o explosión de La Tierra sino el final de una época y el comienzo de otra época diferente.


El final de un orden o sistema de cosas establecidas en una época oscura, y el comienzo de otra época, otra era de conocimiento de la verdad.Este cambio significa el final del Poder para los que siempre lo han ostentado, desde todas las organizaciones oscuras, su final, esto es, el Armagedon.


El Armagedon, que será para ellos su hecatombe, pero al mismo tiempo significa la Liberación para toda la humanidad.


"Las Profecías de los Falsos Cronicones", escritas paralelamente en el tiempo en que el Cardenal Juan Martínez Siliceo envió una Expedición desde el Callejón de San Ginés 3 hasta La Cueva de Hércules, en 1546, se afirma que dentro de la Catedral de Toledo, y en lo alto del altar-retablo que se levanta sobre la cripta, frente al llamado "Transparente", entre todo el retablo que hay, de esculturas, existe la figura de un ángel sosteniendo un pez.


Se trata de una figura realizada por el pintor y escultor Narciso Tomé.


Pues bien, según siguen relatando estas Profecías, el día que se entre de nuevo en La Cueva de Hércules, el pez del ángel caerá al suelo de la Catedral, y será la señal inequívoca que anunciará el acontecimiento de una gran hecatombe, y que se extenderá por toda La Tierra, empezando por Toledo, y el fín caótico de la Iglesia Católica y de las organizaciones oscuras.A la entrada de la Cueva de Hércules hay unas frases interesantes, escritas en azul, en idioma griego, y más o menos dicen lo siguiente: " El rey que abriere esta cueva, y pudiere descubrir las maravillas que tiene dentro, descubrirá bienes y males". El rey Rodrigo y su corte, y toda España entera, en el año 711, pudieron percibir en sus propias carnes la veracidad de esas palabras.


Y siglos después, en 1546, la Expedición que mando El cardenal Juan Martínez Siliceo pudo igualmente experimentar la realidad de esa enigmática profecía.En conocimiento de que verdaderamente se cumplirán de nuevo una vez más esa profecía que se halla en la entrada a la cueva de Hércules, tanto los poderes políticos como religiosos, han creado en torno a la cueva de Hércules un complot impresionante en todo Toledo y las poblaciones de Castilla La Mancha, para que no haya forma humana posible de lograr que los medios de comunicación se hagan eco de este descubrimiento, para que no se permita de manera alguna abrir públicamente la cueva de Hércules, y se ha amenazado y aterrorizado, a abogados, colaboradores, investigadores, periodistas, etc... Se ha coaccionado a los medios de comunicación de Toledo y Castilla La Mancha " públicos " y privados. Se ha presionado igualmente a la Consejería de cultura para que no permitan de manera alguna hacer excavación de tipo alguno para abrir la cueva de Hércules, y se ha presionado y comisionado igualmente a la Guardia Civil Seprona, se ha "utilizado" a la Guardia Civil, esa es la expresión correcta, esgrimiendo mentiras arqueológicas, para que vigilen día y noche el cerro del bu y no permitan a nadie en absoluto hacer inspección o análisis de tipo alguno.


Y todo porque el día que la Cueva de Hércules se haga pública vendrá un desmembramiento de un sinfín de organizaciones religiosas ocultistas y herméticas, entre ellas, por supuesto, la Iglesia Católica, y un desplome completo de un sistema de organizaciones mentirosas y fraudulentas, que a lo largo de milenios han creado una sociedad controlada por corruptos, ladrones, estafadores y dictadores, que han dejado a la humanidad constantemente, en ignorancia, en miedo y en terror hasta el día actual. Todas las organizaciones ocultas, y la Iglesia Católica entre ellas, aguardan con gran terror e intentan retrasar en todo lo posible la llegada de este trágico momento final para sus miembros.


Naturalmente, no podemos perder de vista que además de las razones ocultistas y proféticas, el ocultamiento y control de los accesos que conducen a la Cueva de Hércules, también podría haber facilitado el posible hallazgo y apoderamiento, para las personas encubridoras, y responsables de este complot, de tesoros y riquezas materiales que pudiera haber en diferentes partes bajo los subterráneos de Toledo. Lo cual implicaría la existencia de un gran Expolio cometido en el Toledo subterráneo por aquellos que controlan férreamente sus accesos, utilizando como coartada las propias leyes y prohibiciones que ellos mismo dictan.


Por lo que el día que tengan que rendir cuentas estos responsables, tendrán que responder no sólo por los cargos de Ocultamiento del Patrimonio, sino también de un posible saqueo material, cometido a espaldas de los ciudadanos.


Alberto Canosa




Tel 49 5261 14175

Mobil 49 172 2839848


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada